Conclusiones del Simposio de la Escala

Imatge: 
© Col·legi d'Arquitectes de Catalunya (COAC)
La frontera entre el residente y el turista y sus necesidades específicas es cada vez más fina y el urbanismo debe estar atento a esta nueva situación. Esta es una de las conclusiones de la segunda jornada de debate del simposio " Planificación, Turismo y Territorio: La regeneración urbana en municipios turísticos costeros" , celebrado los días 6 y 7 de junio en la Escala.

La planificación urbanística y los proyectos de regeneración de frentes marítimos centraron la jornada del viernes, en la que se mostró el proyecto de mejora del frente marítimo del casco antiguo de L'Escala, que está previsto que se empiece ejecutar este otoño. La idea de que el residente y el turista no se pueden ver como dos necesidades aisladas, ha surgido en numerosas ocasiones entre los ponentes de este sábado, así como la necesidad y la tendencia a pensar cada vez más un urbanismo más integrador con el entorno y más sensible. "Estamos en un momento fundacional, tras un crecimiento desaforado que ha dejado muchas cicatrices", señalaba el consejero de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat de Catalunya, Santi Vila , a criterio del quien "debemos procurar aprender la lección y dotarnos de una nueva sensibilidad que está aflorando". En este sentido, defendió "expulsar los coches, recuperar la quietud y la calidad de vida" en primera línea de los núcleos urbanos.

El simposio, pensado para poner en debate la incidencia del urbanismo en la mejora de las poblaciones dedicadas a los servicios turísticos , ha sido organizado por el Ayuntamiento de la Escala, el Colegio de Arquitectos de Catalunya en Girona y la Universitat de Girona y ha contado con la participación de arquitectos, economistas, urbanistas, geógrafos y gestores públicos.

El alcalde de la Escala, Estanislau Puig , ha aprovechado la presencia del consejero para pedirle la implicación de la Generalitat en una segunda edición del simposio que continúe poniendo encima de la mesa temas relacionados con el urbanismo y el territorio. "Hemos puesto en común experiencias de muchos lugares diferentes y ha sido un debate de un buen nivel, que va más allá de lo que planteamos en la Escala, aunque el proyecto que planteamos para el frente marítimo del casco antiguo sintoniza con el evolución del concepto turístico que se ha hablado aquí ", apuntó Puig.

Tanto el alcalde de la Escala, como el presidente del Colegio de Arquitectos de Catalunya en la demarcación de Girona, Frederic Cabré, se han mostrado muy satisfechos por la buena acogida de este simposio, que tiene la vocación de continuar en próximas ediciones. "No podemos decir que haya sido un tercer debate Costa Brava, pero no está muy lejos", expresó Cabré , que ha hecho un balance muy positivo del simposio.

En esta última jornada, ha participado el concejal de Turismo, Álvaro Gijón, el presidente del Patronato de Turismo Costa Brava Girona, Ramon Ramos, el geógrafo y director del Instituto Superior de Estudios Turísticos José Antonio Donaire, el arquitecto Ricard Pié y el naturalista Jordi Sargatal. El moderador fue el periodista Llàtzer Moix.
10/06/2014
Tornar